domingo, 10 de agosto de 2014

PREGON DE FIESTAS DE SAN LORENZO 2014, por Francis Paniego



Ilustrísimo Alcalde de Ezcaray y Señores concejales de la corporación Municipal.
Queridos vecinos y amigos.

Hacer el pregón de las fiestas de San Lorenzo, hacer un pregón en tu pueblo, supone una gran responsabilidad y un gran honor. Desde luego nunca tendré mejor escenario para daros las gracias a todos.

El pasado viernes y ahora mismo se me ha hecho entrega, este ayuntamiento, me concedió la más bonita distinción que he recibido y que recibiré nunca, al concedérseme el título de 'Hijo predilecto' de esta villa.

Lo recibo, emocionado, muy  contento y orgulloso, pero permitirme que lo interprete como un reconocimiento que se nos da a todo nuestro equipo. A mis padres, Félix y Marisa sobre todo, padres buenos, honrados y generosos que me dieron la formación, facilitaron los medios y por ultimo consintieron el sueño del Portal de Echaurren. A Chefe, mi hermano y compañero y a mis hermanas, Marta y Marisa. A nuestro hermano Luis Angel; el destino nos impidió compartir esta aventura, de la que tú, tanto me hablabas y con la que me hiciste soñar.
Por supuesto también, a los que forman parte ahora y a todos los que habéis formado parte alguna vez de la plantilla del Echaurren. Gracias a todos.

Estos días no he dejado de acordarme de nuestro tío Pedrito Echaurren y de la tía Andrea, fundadores de nuestra casa hace más de 120 años, de la tía Cristina y de nuestros abuelos Julia y Luis, espero que ahí arriba, os sintáis orgullosos.

No quiero dejar de citar a mi mujer Luisa y a mis hijos, Berta, Quique y Teresa, ya que sin vuestro apoyo, y comprensión, sin vuestros besos,no me hubiera sentido capaz de perseguir este sueño.

Soy muy consciente de la importancia que tiene mi pueblo en nuestro trabajo. Ezcaray enriquece nuestra cocina, la inspira y la da personalidad. De hecho, la segunda Estrella Michelin, llegó gracias a un menú que titulamos “Recorriendo el valle” y que rinde homenaje a los productos de aquí, a sus paisajes, a sus artesanos y a sus gentes. Estoy seguro de que nada sería igual y difícilmente hubiéramos conseguido los reconocimientos que hemos logrado en el Echaurren, si estuviéramos en otro lugar.


La elaboración del pregón de estas fiestas, me ha dado la posibilidad de reflexionar y de pensar sobre Ezcaray, su entorno, sus tradiciones, su pasado, su futuro, sus vecinos y sobre toda esta maravilla natural que nos rodea.

Estaréis de acuerdo conmigo, en que seguramente existan otros lugares tan bonitos como el nuestro. Es verdad que este valle posee unas cualidades que le confieren una belleza muy especial.

Entonces,  ¿que distingue a un pueblo de otro?, ¿de dónde proviene ese aire, ese estilo que gusta a todo el mundo?

Son las personas, son los seres humanos los que convierten las cosas y los lugares en algo especial.
Seguramente con la idea de convertir nuestros lugares en algo especial, con la visión clara de ver en nuestro propio patrimonio natural,  una excelente fuente de recursos.
Se comenzó, hace ya muchos años, mejorando los accesos a nuestras aldeas, se crearon zonas de descanso en lo alto de nuestras montañas, como El Llano de la Casa, o Bonicaparra, se abordó no sin dificultades y con más fe que medios, Valdezcaray, ese proyecto invernal que nos definió hace más de 35 años.

Por aquella enorme labor, me gustaría dar las gracias a las personas que lo hicieron posible. Por eso, permitirme citar a una persona clave, que liderando a una generación de vecinos nuestros, supo adelantarse a su tiempo, supo convencer a propios y a extraños, hizo que se enamoraran de este valle, los que entonces tenían los recursos económicos para acometer algunas de aquellas grandes inversiones.

Cecilio Valgañon, fue un hombre audaz, inteligente, visionario, valiente y comprometido con su pueblo, para comenzar a hacer de Ezcaray, el pueblo que ahora vecinos y veraneantes disfrutamos.


De igual manera, también es justo agradecer y felicitar a los hombres y mujeres de esta Villa, que desde la administración municipal han continuado y ampliado aquel proyecto. Así se hizo el paseo del rio, hoy convertido en escaparate de nuestro pueblo. La vía verde y el parque de la estación. Se recuperó el camino de herradura. Se consiguió que el gobierno autónomo continuara apostando por Valdezcaray, modernizando sus instalaciones con una potente inversión. Hace pocos años se rehabilitó este edificio, que alberga este magnífico teatro y nuestro ayuntamiento. Muy pronto también disfrutaremos del nuevo sendero hacia Zorraquin. Y muchas más cosas, que sería imposible citar hoy aquí.

Hoy, cuando aún nos estremecemos al pensar en la crisis económica que aún se sigue padeciendo Hemos de sentirnos orgullosos, por haber sido capaces de diversificar la economía de nuestro valle y de convertir nuestro patrimonio natural en una herramienta más de nuestro desarrollo.

Por eso, debemos estar muy vigilantes y no permitir nunca que nadie, anteponiendo sus propios intereses al interés general de Ezcaray, juegue y ponga en peligro lo que con tanto trabajo y con tanto esfuerzo ha costado hacer.

Entre los vecinos de Ezcaray hay actualmente personas muy trabajadoras, grandes emprendedores, grandes deportistas, pero sobre todo Ezcaray está repleto de personas enamoradas y volcadas con su pueblo.

El Echaurren es uno más y nos sentimos orgullosos de contribuir a dar realce a Ezcaray;
Como lo hacen las industrias exportadoras de nuestro pueblo  del sector de la Butaca, del mueble o del textil, (soportes económicos verdaderos para la mayoría de los vecinos),  que difunden el nombre de Ezcaray por cientos de países.
O como lo hacen las distintas y prolíficas asociaciones;
Como la asociación pro-cabalgata, que con su esfuerzo desinteresado nos regalan la mejor noche de reyes.
O como la cofradía de San Benito, que cada año inaugura la primavera repartiendo miles de raciones de habas.
O como la cofradía de la Soledad, que ha llenado de sentimiento, de pasión y ha dado más realce a nuestra semana santa.
Como la asociación de amigos de Ezcaray que cada mes de junio descubren nuevos senderos del valle a cientos de visitantes o a los pocos días llenan las calles de magia, y en el otoño organiza una exposición micológica, que ha convertido a Ezcaray en un referente en el mundo de las setas en nuestro país.
EL verano llega a ritmo de buen Jazz, convirtiendo a esta villa en la capital musical de la Rioja.
O la agrupación local de danzas, que esta recuperando nuestras más enraizadas tradiciones y nos ponen el corazón en puño, cada vez que la danzadora más joven, es izada por sus compañeras para ofrecer el ramo a San Lorenzo.
O la asociación de mujeres, que es dinámica y activa hasta el infinito, que lo mismo les da ponernos el pueblo patas arriba al ritmo de la sevillanas, que hacernos competir a todos por ver quien tiene el balcón más bonito del pueblo, (sé que os debo y prometo que lo haré, un curso de cocina en vuestra nueva sede).
Podemos presumir también de una asociación cultural que ha hecho brotar las inquietudes teatrales de muchos, o que nos ha descubierto auténticos talentos liricos, como esta Coral que hoy nos acompaña.
La sociedad Local de Caza y pesca que cada año, nos muestra y nos demuestra que la caza es la primera herramienta para mantener y preservar equilibrio en nuestra fauna.
Hacendosos y estilosos Artistas, artesanos de la madera y de la piedra.
Y todo al son de una banda de música que es escuela y orgullo de todos.

Todo un lujo que define muy a las claras, la clase y la categoría que este pueblo atesora.
Al final del otoño la estación de esquí arranca la temporada siempre con novedades, haciendo que el frio invierno, no sea tan largo.
Estamos rodeados de monumentos, como nuestra iglesia y nuestras ermitas de Allende y Santa Barbara, que son los lugares donde confluye el respeto y todos nuestros anhelos.
Por último, permitidme nombrar el buen hacer de mis compañeros hosteleros, de hoteles y apartamentos, de bares y restaurantes de Ezcaray, que en los últimos años han hecho un esfuerzo tremendo por modernizar sus instalaciones, cuya calidad de sus mesas, terrazas y elaboraciones llaman la atención y son la envidia de otros pueblos.

Ya estoy acabando.
Lo que he tratado de trasmitir hoy aquí, es que los éxitos personales de uno, nunca nos pertenecen del todo. Que nuestros logros nunca serían posibles sin el trabajo de los que nos acompañan calladamente y de los que antes nos precedieron.
Por eso, he querido dejar para el final a nuestros mayores, a esa vital asociación de la Tercera edad de Ezcaray, que cada día nos dicen con su ejemplo, que todos sumamos, que todos tenemos nuestra cuota de responsabilidad, cada uno en su parcela, que cada gesto cuenta, para hacer de Ezcaray un pueblo del que seguir sintiéndonos cada vez más orgullosos, por muchas generaciones.
Hoy Ezcaray es importante, y eso, lo hemos conseguido entre todos, nadie nos ha regalado nada, con grandes valores como bandera, como la colaboración, la generosidad, el esfuerzo, la honestidad, la humildad, la nobleza, la pasión y siempre desde el respeto.  
Muchas Felicidades.
Si alguien nos pidiera la receta de como se hace un pueblo así¿qué le podríamos decir?,
Pues para ahorraros todo lo que yo os acabo de contar, le podéis decir, lo que los cocineros decimos siempre, necesitareis un buen producto, y cuándo lo tengáis, debéis respetarlo y tratarlo con mimo para no estropear el plato, un poco de creatividad le vendrá muy bien, paciencia, estar muy pendiente y sobre todo echarle mucho amor y cariño.

¡FELICES FIESTAS A TODOS!
¡VIVA SAN LORENZO!
¡VIVA EZCARAY!                                                                                                                                                                                         Francis Paniego








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada